«No soy el centro del universo»

Es una frase que nos vendría muy bien repetir a diario delante de un espejo. Ya sea para convencernos de ello o para reafirmarnos. Y es que hay veces que se nos olvida que tal vez algunos de nuestros problemas no son realmente tan importantes. Lamentarse, quejarse o amargarse no…